Quienes Somos

Nuestra Historia

LA HISTORIA DE IEB S.A.


Por: Jaime Alberto Blandón - Fundador

La historia de IEB S.A. empieza en 1988 durante mi viaje de especialización a Italia, cuando pude constatar que yo era un ingeniero de talla internacional, lo que me hizo ganar la confianza de saber que podía enfrentar el reto de trabajar independiente.

Yo era un ingeniero de diseño en Mejía Villegas S.A. y al regreso de un viaje a Brasil para hacer unos estudios del segundo circuito a 500 kV propuse mi retiro para trabajar independiente.  Los socios de Mejía Villegas S.A. consideraron en ese momento que aunque yo no tenía el perfil para ser socio de la empresa, podía ser adecuado ofrecerme formar una nueva sociedad por mitades.

El pacto era que la nueva empresa se especializaría en ciertos temas relacionados con apantallamiento de instalaciones, estudios especializados del sistema de potencia y mallas de tierra (de allí su nombre principal).  El problema era que los nombres no podían ser genéricos y por eso la Cámara de Comercio de Medellín no permitió que se llamara como hoy, por lo que la pusimos Ingeniería Especializada Blandón y Cia. Ltda.

Todo arrancó muy bien a medidos de 1989 y durante unos cuatro años la empresa era muy pequeña, no dejaba utilidades para repartir, pero sobrevivía para pagar sueldos.  Empecé con Juan Carlos Blandón cuando todavía no se había graduado y con William Zapata.  Posteriormente entraron Luis Giraldo y Jhon Albeiro Calderón.  Hacer la lista de los que fueron entrando me llevaría con seguridad a ser injusto porque sin duda olvidaría a algunos, pero creo que valdría la pena entrar a los archivos de personal de IEB porque estoy seguro de que hemos pasado por la empresa al menos 150 personas.

En algún momento de la historia, MVSA consideró que los temas manejados por nosotros eran también estratégicos para ellos, por lo que fueron lentamente tomando trabajos similares y al final terminaron siendo competidores directos.

Con el proyecto de ampliación del segundo circuito a 500 kV San Carlos – Cerromatoso – Chinú – Sabanalarga, IEB debió crecer a cerca de 20 personas y el trabajo técnico se realizó bastante bien.  Al finalizar este proyecto propuse comprar la empresa hacia el año 1996.  La empresa comenzó entonces un rápido crecimiento que nos llevó a mediados de 1999, a tener cerca de 80 personas.

En 1999 apareció el rezago de la recesión del país, la cual había empezado en el 1997 y a partir del 2000 las cosas se complicaron demasiado.  Me vi obligado a congelar salarios para tratar de no tener que sacar gente, porque el capital humano de IEB es demasiado importante, a pesar de lo cual las cosas continuaron empeorando.

Un año después, a principios del 2001 se me presentó la oportunidad de dejar la gerencia y de darle oportunidad a otros socios para afrontar la crisis.  Las pérdidas del 2001 fueron muy altas debido a la profundización de la crisis nacional, pero en el 2002 gracias a un ejemplar tratamiento financiero de choque, la empresa pudo respirar y superar la crisis.

IEB S.A es uno de los últimos bastiones de la consultoría pura.  El hecho de ser una consultora independiente, se constituye en una oportunidad si se sabe aprovechar esa característica, porque la independencia es una virtud que ofrece transparencia a los trabajos.

IEB ha hecho grandes cosas, ha superado la crisis más importante de la historia del país y está llamada a recuperar para la sociedad un oficio que nos ha dado grandes satisfacciones y que nos llena de orgullo.

Hoy en día IEB se consolida como  una firma consultora que gestiona y desarrolla proyectos de Ingeniería para contribuir con la sostenibilidad de la vida.

Contamos con más de 30 años construyendo relaciones sólidas con nuestros clientes que hacen de ieb su mejor aliado.

ENERGÍA VITAL es estar listos para afrontar con pasión los retos de cada nuevo proyecto y con el acompañamiento cercano, nos enfocamos en superar sus expectativas, para estar siempre en CONEXION TOTAL.

 


Conexión ética

Teléfono: (+57) 604 33 83 E-mail: conexionetica@ieb.com.co